lunes, 31 ene 2011 15:30:03 CET

Los Pensamientos Erróneos

Uno de los principales factores que determinan la difícil cotidianeidad de los cuidadores y la propensión a padecer enfermedades -físicas y psicológocas- son lo que se conoce como pensamientos erróneos.

Los pensamientos erróneos son aquellos pensamientos y sentimientos que no se corresponden con la realidad o con la ssituaciones objetivas a las que estamos expuestos. Del mismo modo, estos pensamientos aparecen de forma constante u obsesiva y nos provocan un elevado malestar y alejados de una situación en la que poder tomar decisiones acertadas y prestar adecuadamente los cuidados que pueda necesitar nuestro familiar.

Como venimos repitiendo desde que SerCuidador comenzó a andar, una actitud positiva por parte del cuidador, proactiva ante la resolución de los problemas y ante el afrontar las dificultades, con la determinación de ser buenos cuidadores de nuestro familiar y de nosotros mismos supone la estrategia recomendada para afrontar la carga y las dificultades propias de los cuidados.

Sin embargo, no siempre es fácil mantener esta actitud y pensamientos positivos. De hecho, la aprición de pensamientos erróneos es muy común entre los cuidadores familiares, por lo que este fenómeno se antoja como uno de los aspectos a abordar con mayor premura cuando hablamos de intervención en cuidadores no profesionales.

Estos son algunos de los factores que influyen en la aparición de pensamientos erróneos son:

- La propia dificultad y exigencia de los cuidados

- La autoexigencia sobre la calidad de los cuidados

- Las preocupaciones por el futuro de nuestro familiar y el nuestro

- La incertidumbre

- Bajos estados de ánimo

- Falta de apoyos para prestar los cuidados


Consejos para afrontar los pensamientos erróneos:

- Estar alerta ante cómo nos sentimos. Si sabemos que pueden aparecer, los detectaremos con prontitud cuando lleguen.

- Toda ayuda que podamos recibir es necesaria. No deje de pedirla si cree que la necesita.

- Expresar cómo nos sentimos ayuda a aliviar la intensidad de estos problemas. Podremos hacerlo con amigos, familiares o profesionales

- En ocasiones, ante un sentimiento provocado por una situación concreta, alejarnos de la situación nos permitirá relativizarla y evaluar la importancia real de ésta

- Contrastar los pensamientos y sentimientos con la realidad de la situación

- Ser excesivamente exigentes con nosotros mismos juega en nuestra contra. Exijámonos en la medida que podamos responder. Abandonemos las demandas excesivas

- Cuanto más apoyo recibamos en nuestras tareas, menores serán los sentimientos y pensamientos negativos y mejor nuestro estado de ánimo. Todo apoyo que podamos recibir es imprescindible.

- El ejercicio físico y la actividad es muy importante para afrontar estados de esta naturaleza.

- Descansar adecuadamente
Publicado por sercuidador a las 3:30 PM en Ser Cuidador/
« enero »
lunmarmiéjueviesábdom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31