Campaña de Recogida de Juguetes 2001 / 2002

 

Fundamentación de la campaña

(Cruz Roja Juventud, diciembre 2001)

 

Percibimos que en la mayoría de poblaciones del estado, hay un determinado número de estructuras familiares vulnerables o en conflicto social, con escasos recursos económicos. Desde Cruz Roja Juventud se plantea la necesidad de dar a conocer y sensibilizar en torno a esta situación a la sociedad de la que forma parte. Con esta finalidad, se propone la realización de un proyecto de actuación determinado, que tenga como objetivo fundamental la sensibilización y la concienciación de la población: la Campaña de Recogida de Juguetes. De esta forma, la recogida de juguetes nuevos, no bélicos y no sexistas es un método para alcanzar un objetivo más ambicioso: la sensibilización de los ciudadanos y de las ciudadanas en torno a una situación de desigualdad.

 

*    Importancia de la sensibilización: La sensibilización es el paso previo a la concienciación. La concienciación sobre un tema arrastra a la participación. Debe quedarnos claro que para alcanzar nuestros objetivos, y más en una organización que gira en torno al voluntario como Cruz Roja, es imprescindible que impliquemos en nuestras acciones al mayor número de personas posible. Para conseguir esto debemos comunicar claramente nuestros objetivos, que serán serios y coherentes con el resto de nuestro trabajo.

 

*    Importancia del juguete: en Navidades el juguete tiene al menos dos funciones muy importantes para el niño o la niña.

 

*    En primer lugar el juguete es considerado como una herramienta dentro del juego y el juego a su vez es esencial en el desarrollo social y afectivo durante la infancia. Es por ello que es un derecho reconocido en la Convención sobre los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas. ¿Cuántos niños están privados de ello?

*    En segundo lugar el juguete es regalo. Recibir juguetes en Navidad es entendido por los niños y las niñas como una fiesta familiar que les hace doblemente felices. No debemos privar al niño de recibir los regalos dentro de su entorno familiar, que serán equivalentes a los de cualquier otro niño (nuevos).

 

En Cruz Roja Juventud trabajamos para que todos los niños y las niñas crezcan con igualdad de oportunidades y entendemos que se debe evitar toda circunstancia que pueda crear un sentimiento de inseguridad, de rechazo, de inferioridad, de aislamiento, etc. y que pueda dificultar su capacidad de comunicación, su creatividad, su desarrollo intelectual, y su empatía. En definitiva, carecer de herramientas para el juego y no sentirse igual al resto de los niños y niñas aumentarán la vulnerabilidad de cara al futuro de los menos favorecidos.

 

Cartel de la Campaña de Recogida de Juguetes 2001/2002.

 

 

*    El juguete nuevo: Si se comprende la importancia que tiene el juguete (nuevo) para el receptor (que debe sentirse igual a sus compañeros), destaquemos también la importancia del juguete nuevo en el donante. Solicitar juguetes nuevos es solicitar una acción solidaria. Entregar juguetes usados sería una acción caritativa. Dar algo que no nos vale bajo el argumento “mejor esto que nada”, es ser caritativo, es actuar por lástima, es no considerar a los demás como iguales (con igual dignidad e iguales deseos). ¿Por qué debemos buscar la solidaridad?. La solidaridad supone un esfuerzo  ( compartiendo tiempo o recursos) para conseguir una situación de mayor igualdad y bienestar, por entenderlo como algo justo.  Por tanto concienciar a la población sobre la manera de cambiar realidades y no perpetuar errores es algo primordial en nuestra actuación.

 

*    Juguete Bélico: Debemos recordar que uno de los fines específicos de Cruz Roja Española es la búsqueda y fomento de la paz tanto en el ámbito nacional como internacional (art. 5 de los estatutos de CRE). A su vez uno de los objetivos de CRJ es el fomento de la paz y la amistad entre los pueblos del mundo en el ámbito de la infancia y la juventud. Esto significa que deberemos promover en todo momento el rechazo de acciones y juguetes que puedan favorecer o apoyar toda resolución violenta de los conflictos. La guerra como expresión máxima de la violencia será negada en toda situación debido a que: la violencia genera más violencia, agrava los conflictos, origina sufrimiento y dificulta la relación entre las personas.  Busquemos juguetes no-bélicos que potencien la creatividad, la comunicación, el respeto de las diferencias y la solidaridad. Entendemos que “Regalar un Mundo Mejor” es “Regalar un Mundo en Paz”.

 

*    En relación con el juguete no-sexista,  el discurso se mantiene en la línea de otras ediciones. Un mensaje más exacto para esta edición sería el siguiente: “CRJ recuerda que todos los niños y niñas deberían poder decidir libremente sobre su futuro y que por tanto se debería evitar regalar todo juguete que de alguna manera condicione al niño o a la niña en función de su sexo”. “Regalar un Mundo Mejor” es “Regalar un Mundo de Igualdad”.