Buscador Mapa del Sitio Clave Mail
November 22, 2014
Historias Voluntarias
Convocatorias de Voluntariado
Documentos de Voluntariado
Enlaces de Voluntariado
Recursos
Oficina Virtual del Voluntario


Documentos de Voluntariado
Congreso de Voluntari@s (La Coruña 2001)
Discurso del Príncipe de Asturias
Los principios de Cruz Roja
Fin: La mejor atención de las personas
Como cuidar la gestión del voluntariado
Actividad formativa y calidad de acción
Agentes de cambio y desarrollo
Imagen y conexión con la Realidad
¿Qué nos queda por hacer?
Manifiesto final  (Congreso Voluntarios)
Estilos de documento de CRE

Foro 1. LOS PRINCIPIOS DE CRUZ ROJA: UNA CULTURA ACTUAL PARA INTERVENIR

150.000 voluntades y siete Principios forman Cruz Roja

Congreso de voluntarios_voluntarias. A Coruña, 6-8 diciembre 2001

 

Es importante dedicar un esfuerzo a concretar y traducir la aplicación de los principios y valores, a las actitudes y comportamientos de todos los miembros de Cruz Roja.

 

I Antecedentes

 

Lo importante son las personas, los colectivos vulnerables  que atendemos. Ellas, son la razón de ser de CRE. Para atenderlas, se crean los programas y proyectos que articulan la acción de la Organización y que se diferencia de otras por su forma de hacer y de actuar aplicando sus principios y valores.

 

Cruz Roja tiene siete principios fundamentales: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter voluntario, Unidad y Universalidad. Estos Principios se han ido transmitiendo a lo largo del tiempo a los voluntarios/as en los cursos de formación, siendo conscientes de que es difícil trasladarlos a la acción directa, y darles la importancia y el peso que han de tener.

 

Además, Cruz Roja,  tiene asumidos valores que, en cierto modo, complementan los anteriores, como solidaridad, tolerancia, pluralismo.

 

La cultura de Cruz Roja es la forma de pensar y de hacer y los principios son las creencias morales en las que se basa cualquier actuación de la Organización. Son los cimientos sobre los que se construye la Institución.

 

Ese conjunto de principios y valores conforma el sistema de creencias que, junto con el estilo de gestión, constituye la cultura de Cruz Roja. La cultura de CRE es la forma de pensar y de hacer y los principios son la base moral sobre la que se articula la actuación de la Organización. Son los cimientos sobre los que se construye la Institución.

 

La declaración de Chiclana, formulada por presidentes y presidentas locales de Cruz Roja Española, reunidos en noviembre de 2000, manifestaba, entre otras, la necesidad de incrementar la eficacia, utilizando métodos y materiales de trabajo común y compartido; la necesidad de promover un voluntariado comprometido con la Institución, haciéndole partícipe en todos los procesos a través del trabajo en equipo. Pues bien , este estilo de trabajo común , participativo, compartido e intregrador, exige ante todo, conocer, comprender y asumir los principios y valores de la Institución.

 

De acuerdo con la Estrategia 2010 (conjunto de estrategias de la Federación Internacional para hacer frente a los retos en el próximo decenio) aprobada en 1999 por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja  y de la Media Luna Roja, la misión de nuestra Institución es:

 

mejorar la vida de las personas vulnerables

movilizando el poder de la humanidad.

 

Hay una serie de áreas esenciales amplias en las que la intervención de la Federación en todas las regiones durante el próximo decenio será cada vez más apremiante. Entre estas áreas esenciales está la promoción de los principios Fundamentales y los valores humanitarios del Movimiento.

 

El objetivo de esta área esencial no es simplemente que todos los miembros de la comunidad, pertenezcan o no a la Organización, conozcan esos principios y valores, sino influir en su comportamiento.

 

Las prioridades principales  son:

 

* La comprensión interna de los principios fundamentales.

* La concienciación de las autoridades públicas y privadas.

* La influencia sobre el comportamiento en la comunidad.

 

El objetivo de promover el conocimiento de los Principios y valores humanitarios del Movimiento, pretende: La comprensión interna de los valores, concienciar a las autoridades públicas y privadas, Influenciar en el comportamiento de la comunidad.

 

Actitudes y conductas que se derivan de los Principios de Cruz Roja.

 

De la ideología y filosofía se derivan los principios y valores, de éstos, las actitudes y, de ellas, las conductas que dan lugar a los resultados.

 

 

 

Del esquema anterior se puede deducir que, aparentemente, el procedimiento para llegar a la modificación de las conductas ; comenzaría con el análisis de la ideología,  principios y valores para modificar las actitudes, de donde se desprenderían por sí solas  las conductas de los miembros de Cruz Roja.

 

Sin embargo, como suele ocurrir, las cosas son mucho más difíciles de lo que parece a primera vista. Si lleváramos a cabo una encuesta sobre como se traducen los principios y valores en la actuación diaria de los miembros de Cruz Roja, tanto en el desempeño de su trabajo en la Institución como en su vida profesional y privada, con toda seguridad pondríamos en un aprieto a la mayoría de los encuestados, a todos los niveles.

 

La razón de ello es, en nuestra opinión, que la formación institucional es demasiado abstracta para que pueda llegar al corazón y a la mente de las personas. Y que el camino descrito – de la ideología institucional a las conductas- es demasiado largo. Por ejemplo, cuando tratamos de explicar los principios, vamos analizando uno a uno los siete principios. Comenzamos por el primero, con la siguiente definición:

 

Humanidad

La Cruz Roja se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias, tiende a proteger la vida y la salud, así como ha hacer respetar a la persona humana, favorece la comprensión mutua, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

Con estas definiciones tan abstractas es difícil llegar a concretar cual debe de ser el comportamiento y modo de actuar de cada uno de los miembros de CRE; es decir, en qué se traducen los principios a la vida cotidiana en la Institución.

 

Aunque aparentemente el procedimiento para llegar a las modificaciones de conductas comenzaría con el análisis de la ideología, Principios y valores ; en la realidad no ocurre así. Ello es porque dichos Principios y valores se definen demasiado abstractamente; lo que los hace difícilmente traducibles a la vida cotidiana

 

II Propuestas de futuro. Nuevo enfoque: Énfasis en la persona

 

El esquema que proponemos es el siguiente:

 

persona – solidaridad (síntesis de los principios y valores) – conducta

 

Es decir, lo primero es la persona vulnerable. Por ejemplo, si estamos atendiendo a un inmigrante que se acerca a Cruz Roja para que le ayuden a arreglar sus papeles, lo que tenemos que tratar es de comprender su problema. A lo mejor, los papeles no son lo más importante. Nuestra solidaridad nos lleva a ponernos en su caso, tratar de comprenderle y pensar como querríamos que se comportaran con nosotros si nos encontráramos en su situación.

 

En el esquema que se propone, lo primero es la persona vulnerable. De lo que se trata es de comprender su problema; nuestra solidaridad nos debe llevar a ponernos en su caso, tratar de comprenderle y pensar como querríamos que se comportaran con nosotros si nos encontráramos en su situación

 

III. Cuestiones a reflexionar. Conclusiones obtenidas en el Congreso

 

* ¿Cómo podemos concienciar de la importancia de los principios dentro y fuera de la Institución?

*  Analizando internamente los principios en todos los ámbitos: local, provincial…..

*  Materializándolos en el día a día como herramienta de toma de decisiones, modelo de conducta….

*  Siendo coherentes con el principio de humanidad , dentro y fuera de la Institución.

*  Potenciando, ampliando y adaptando la FBI, relacionándola con el trabajo diario de la Institución.

*  Reforzando el papel de CRJ como medio de transmisión de la ideología de CR, tanto dentro como fuera de la Institución.

*  Siendo conscientes que el conjunto de valores que conforma la cultura de la Institución debe ser un elemento integrador dentro de la institución y diferenciador fuera de ella.

* ¿Cómo podemos establecer criterios para facilitar la aplicabilidad de los Principios en los programas y proyectos que desarrolla la Institución?

* Implantando métodos de trabajo basados en la aplicación de los principios.

* Contextualizando los principios con el entorno y las situaciones.

* Trabajando en equipo de forma cooperativa y corporativa, integrándonos en equipos de trabajo con voluntarios y en los distintos ámbitos territoriales.

* Compartiendo la información de forma clara y constante, cuidando la comunicación interna.

* Aumentando los fondos propios.

* Reciclando modelos de trabajo

* Estableciendo compromisos ideológicos con la Institución y no con la actividad.

* ¿Cómo se puede evaluar la aplicabilidad de los Principios?

*  Contrastando constantemente los planteamientos ideológicos  (Principios) con la realidad.

*  Diseñando herramientas específicas de evaluación que permitan la autoevaluación el modo de proceder y su concordancia con los principios.

*  Establecer procesos de seguimiento y debate entre los responsables de los programas.

 

©      Cruz Roja Española, 2001. Todos los derechos reservados.



© Cruz Roja Española, 2005. Todos los derechos reservados.