Buscador Mapa del Sitio Clave Mail
December 16, 2018
Historias Voluntarias
Convocatorias de Voluntariado
Documentos de Voluntariado
Enlaces de Voluntariado
Recursos
Oficina Virtual del Voluntario


Documentos de Voluntariado
Congreso de Voluntari@s (La Coruña 2001)
Discurso del Príncipe de Asturias
Los principios de Cruz Roja
Fin: La mejor atención de las personas
Como cuidar la gestión del voluntariado
Actividad formativa y calidad de acción
Agentes de cambio y desarrollo
Imagen y conexión con la Realidad
¿Qué nos queda por hacer?
Manifiesto final  (Congreso Voluntarios)
Estilos de documento de CRE

Foro 3. ¿CÓMO CIUDAR LA GESTIÓN DEL VOLUNTARIADO?

Los voluntarios y voluntarias de Cruz Roja son nuestro capital social

Congreso de voluntarios_voluntarias. A Coruña, 6-8 diciembre 2001

 

La correcta gestión del voluntariado supone que todos los y las miembros de la Institución asuman y apliquen como método de trabajo, el principio de Cruz Roja, su “Carácter Voluntario”, como estrategia para conseguir el objetivo prioritario de la Institución: La Humanidad.

 

I. Introducción.

 

Como Introducción, y para no despistarnos, qué mejor que comenzar el documento haciendo referencia a los Principios Fundamentales del Movimiento Internacional de Cruz Roja y Media Luna Roja:

 

HUMANIDAD........................    Nuestro objetivo.

IMPARCIALIDAD..................     Nuestra opinión.

NEUTRALIDAD.....................     Nuestra posición.

INDEPENDENCIA..................     Nuestra estrategia.

CARÁCTER VOLUNTARIO…      Nuestro método.

UNIDAD..............................     La coherencia.

UNIVERSALIDAD..................     La cohesión.

 

A partir de esta premisa, se puede afirmar que Cruz Roja no existiría sin su voluntariado, ya que este es el que asegura el propio cumplimiento de los ideales de la Institución.

 

La IV Asamblea General de Cruz Roja Española hizo una reflexión sobre el voluntariado, su situación actual, sus problemas, sus necesidades y su papel en la Institución,  y  marcó como misión para el periodo 1999-2003: “Aumentar el reconocimiento y la consolidación del papel del Voluntariado en la Institución”.

 

Para el desarrollo de esta misión, se establecen las siguientes estrategias: Sensibilización, Formación, Motivación y Reconocimiento. Y se recalca la necesidad de mejorar la Gestión, Coordinación y Participación del Voluntariado en todos los ámbitos.

 

Cruz Roja no existiría sin su voluntariado, ya que éste es el que asegura el propio cumplimiento de los ideales de la Institución.

 

II. Situación actual.

 

Desde este punto de partida, es indispensable para llevar a cabo ese desarrollo y cumplir con la misión encomendada, analizar y evaluar la situación  actual del Voluntariado en la Institución, los siguientes puntos nos ayudan:

 

La acción de Cruz Roja desde sus orígenes, se basa en el voluntariado. Así pues, debemos facilitar que el Voluntariado se incorpore en todos los programas, así como en todas las fases de los mismos (identificación, formulación, ejecución y evaluación).

 

El Voluntariado con el que actualmente cuenta Cruz Roja Española, difiere en algunos aspectos con respecto al que ha tenido en otras épocas, en cuanto a número, perfil, cualificación,….  y si algo le caracteriza en la actualidad, es sobre todo su diversidad, que nos obliga a que los procedimientos para su gestión y formación también deban ser más modernos, flexibles y personalizados.

 

Hay que facilitar que el voluntariado participe en todos los programas.

 

El incremento de voluntarios en Cruz Roja ha sido progresivo y constante. La mayor incidencia en el crecimiento del número de voluntarios, se produce coincidiendo con el desarrollo de nuevos programas de intervención social. Si bien, los procesos de participación del voluntariado requieren que los dotemos de más agilidad para adecuarse al desarrollo y expansión de los proyectos de la Institución.

 

Los procesos de participación requieren de mayor agilidad.

 

De acuerdo con el análisis efectuado, parece claro cuales deben ser los pasos a seguir  para que hagamos realidad el mandato que la IV Asamblea nos encomendó: Aumentar el reconocimiento y la consolidación del papel del Voluntariado en Cruz Roja:

 

* Implantación del Plan Estatal de Voluntariado y Participación, así como del Plan de Formación, adaptándolos a las diferentes realidades  de cada ámbito.

* Implantación del nuevo procedimiento de gestión del voluntariado en todas las Asambleas Locales.

* Adecuación de la oferta y la demanda de puestos de voluntariado en cada territorio y en cada programa o proyecto, teniendo en cuenta aspectos como el personal necesario, los tiempos medios de dedicación mínima, los perfiles, etc.

* Establecimiento de un Servicio de Información y Captación en cada territorio que garantice un proceso de incorporación de los nuevos voluntarios sistematizado, corto y adecuado, y que facilite el diseño de campañas de captación en función de las necesidades, reducir los tiempos de espera entre la afiliación y la incorporación a un grupo de actividad, ofrecer una formación básica institucional flexible y adecuada a cada realidad, etc.

* Establecer en cada Asamblea los espacios para que el voluntariado se sienta cómodo, que le permitan reunirse, preparar la actividad, estar informado y ser un punto de encuentro con otros voluntarios.

* Tener en cuenta la disponibilidad del voluntariado en el diseño de la actividad.

* Ofertar una formación flexible y adecuada que permita al voluntariado la acción y la participación, pero también la transmisión de valores y principios.

* Organizar al voluntariado en grupos de actividad y favorecer su participación en todas las fases del programa o proyecto, con reuniones periódicas de seguimiento y coordinación entre el voluntariado del grupo de actividad el responsable de voluntariado y el responsable del programa o proyecto.

* Ofrecer al voluntariado la participación en la vida asociativa mediante actividades como Encuentros, intercambios, excursiones, acampadas, jornadas formativas y de reflexión…

* Garantizar al voluntariado la posibilidad de participar en la Institución mediante el fortalecimiento de los canales formales y no formales de participación en cada territorio.

* Gestionar los procesos de altas y bajas de voluntario, de tal forma que se facilite el mantenimiento de los censos, y se pueda agradecer y reconocer la labor que el voluntario ha realizado durante su permanencia en la Institución, así como favorecer el mantener contacto y retorno, en su caso, del voluntario que solicita la baja.

Hay que favorecer y potenciar que los programas y proyectos sean eficaces y cumplan objetivos con voluntariado.

 

Una de las cuestiones indispensables para que se realice la correcta  gestión del voluntariado pasa por que todas las personas  de la Institución asuman y apliquen el  principio de “Carácter Voluntario”.

 

Desde los órganos de dirección y desde los responsables de departamento habrá que favorecer y potenciar que los programas y proyectos sean eficaces y cumplan objetivos con la participación en ellos de voluntariado.

 

Tendremos que perseverar en el reconocimiento a la labor del voluntariado.

 

Habrá que facilitar el acceso del voluntariado a  las nuevas tecnologías.

 

Tendremos que organizar más jornadas formativas para el personal laboral encaminadas al trabajo con voluntariado, a su participación y a su gestión.

 

Tendremos que arbitrar más y mejores canales transversales de coordinación y trabajo conjunto entre los diferentes ámbitos y áreas de actuación de la Institución.

 

III. Cuestiones para la reflexión. Conclusiones obtenidas en el Congreso.

* ¿Cómo podemos fomentar la incorporación y participación del voluntariado en los programas con baja presencia de los mismos?.

* Creando conciencia de que CR es una organización de voluntarios y que deben de estar presentes y participar activamente en las intervenciones que desarrolle la Institución.

* Aportando información, tanto interna como externa, especialmente con respecto a los programas de baja presencia de voluntariado.

* Flexibilizando los procedimientos de incorporación e informando de las formas y espacios de participación voluntaria.

* Realizando captación activa con poblaciones específicas.

* ¿Por qué es necesario e indispensable un buen procedimiento de gestión y formación del Voluntariado en Cruz Roja, asumible en todos los ámbitos territoriales, y por tanto, que esté recogido en un Plan de acción de Voluntariado, Participación y Formación?

*  La organización tiene una gran responsabilidad en garantizar una gestión adecuada del voluntariado, así como de mejorar su participación y pertenencia a CRE.

*  El Plan de Voluntariado es el marco en el que se recogen las líneas que se han de seguir con relación al Voluntariado en CR.

* Además, es necesario contar con un procedimiento de trabajo compartido y flexible, que unifique criterios, que fortalezca la imagen corporativa y la cultura institucional.

*  Además del procedimiento como herramienta se deben de crear espacios para el intercambio de ideas y buenas prácticas, de forma que cada Asamblea pudiera elegir aquellas que crea más adecuadas a su entorno y realidad.

*  La implantación y extensión de Cruz Roja Española en el territorio, es impresionante, pocas organizaciones se nos acercan. ¿Somos conscientes por tanto, de las diferentes realidades que tenemos que tener en cuenta a la hora de implantar  nuevos procedimientos?

* Somos conscientes de la expansión e implantación que tiene la organización y de las diferentes realidades que existen; por esta razón cuando hablamos de procedimientos metodológicos  hacemos hincapié en la flexibilidad que permita mantener una unidad metodológica pero matizada y  la adaptada que permita que cada oficina local pueda adecuarla a su entorno.

* ¿Cómo puede la Institución mejorar el nivel de participación y vinculación del voluntariado?.

* Para mejorar el nivel de participación y vinculación del voluntariado es necesario facilitarles información, crear espacios y canales para  que puedan llevarse a cabo, hacerles partícipes del análisis y de las tomas de decisiones.

* Posibilitando al voluntariado el asumir responsabilidades, según su voluntad y sus capacidades.

* La asignación de responsabilidades  es un eje fundamental en el proceso de motivación y participación del voluntariado.

* Impulsando la vida asociativa del voluntario porque de esta forma se asegura su crecimiento y participación.

* La formación debe procurar capacitarle para asumir responsabilidades tanto a nivel de grupo como de proyecto.

* ¿Cómo podemos capacitar adecuadamente al personal laboral  en el trabajo con voluntariado, y en un conocimiento más profundo de la Institución?

* El personal laboral juega un papel muy importante en la gestión del voluntariado.

* Por ello, debe de conocer en profundidad CR y el papel central que ocupan el voluntariado. Esto lo debe de garantizarse a través de la formación e información oportunas.

* Además de tener dicho conocimiento debe integrarlo en su quehacer diario, estableciendo una relación de complementariedad necesaria.

* Estamos en plena celebración del Año Internacional del Voluntariado, con multitud de actividades encaminadas al Reconocimiento, a la Difusión y Sensibilización y a la Motivación y Participación del voluntariado. ¿Terminarán estos proyectos con el año?, o ¿Seremos capaces de mantener y dar continuidad a esta línea de trabajo?.

*  Si avanzamos en las líneas antes comentadas, El AIV no es un paréntesis y una celebración simplemente, sino un primer paso de un cambio profundo en nuestro compromiso y concepción de la acción voluntaria como estrategia para conseguir el objetivo prioritario de la Institución: la humanidad.

 

©      Cruz Roja Española, 2001. Todos los derechos reservados.



© Cruz Roja Española, 2005. Todos los derechos reservados.