Inicio > Información > Discapacitados > Quiero entender a un discapacitado
ImprimirImprimir
QUIERO ENTENDER A QUÉ SE ENFRENTA UN DISCAPACITADO
Texto GrandeTexto MedianoTexto Pequeño

Necesito saber qué es la discapacidad, sus distintos tipos y grados, en qué medida pueden cambiar a las personas con las que convivo y cómo pueden esos cambios afectar a mis necesidades personales y familiares, hábitos y costumbres.


Tipos y grados de discapacidad


El discapacitado y la sociedad


Aspectos psicológicos que afectan a discapacitados


Cosas que se dicen de los discapacitados y que no son ciertas


Cuando a una discapacidad hay que unir otros problemas



¿Qué entendemos por discapacidad?

La discapacidad puede hacerse realidad en cualquier momento de la vida de una persona. Puede tratarse de un cambio gradual o de una modificación repentina en su capacidad, causada por un accidente súbito o por enfermedad. Una discapacidad no sólo afecta a la persona discapacitada, sino que tiene un fuerte impacto en otros miembros de la familia, cuidadores y amigos.

Una persona es discapacitada cuando precisa de los cuidados y atenciones de otra, de forma más o menos continuada, o cuando requiere de ayudas materiales (silla de ruedas, cama articulada, cuna, silla de paseo, etc.) para realizar actos tan básicos en su vida cotidiana como andar, vestirse, comer, relacionarse, protegerse de peligros externos, acceder a los bienes y servicios que ofrece la sociedad, etcétera.

En la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud , se utiliza el término discapacidad como el nombre genérico que engloba todos los componentes: deficiencias a nivel corporal; limitaciones en la actividad, a nivel individual; y restricciones en al participación, a nivel social. Se trata de tres dimensiones diferentes asociadas a un problema de salud que interactúan entre sí con los factores contextuales (factores ambientales y personales).

Durante años se consideró la discapacidad como un problema de la persona directamente causado por una enfermedad, traumatismo o cualquier otro problema de salud, que consecuentemente requería de cuidados médicos prestados en forma de tratamiento individual por profesionales. El tratamiento de la discapacidad estaba encaminado a conseguir la rehabilitación de la persona con vistas a una mejor adaptación a un ambiente, que en ningún momento se cuestionaba.

Hoy se hace más hincapié en los factores ambientales, en su calidad de condicionantes tanto del origen de las discapacidades como de la solución de los problemas que conllevan. Este nuevo enfoque sostiene que una parte sustancial de las dificultades y desventajas que tienen las personas con discapacidad no son atribuibles a sus propios déficits y limitaciones sino a carencias, obstáculos y barreras que existen en el entorno social.