banner


Buscar
Acceso a intranet




 Nacionales Nacionales
 Internacionales Internacionales



  Internacionales

Imagen Noticia Cruz Roja Española sigue trabajando en Perú un año después del terremoto - Fecha: 13-AUG-08

Un año después del terremoto que devastó la zona suroeste de la costa peruana, Cruz Roja Española continúa trabajando en la zona, en estrecha colaboración con la Cruz Roja Peruana.

Tras la operación de ayuda humanitaria de emergencia y sostenible, comenzaron los proyectos de reconstrucción y desarrollo a medio y largo plazo. Una labor que, a lo largo de este año, Cruz Roja Española ha centrado en la construcción de 2.000 alojamientos temporales para 10.000 personas. Asimismo, se ha creado una Unidad de Telecomunicaciones como recurso preventivo, de atención y coordinación ante futuros desastres.

Cruz Roja Española ha trabajado también en la ejecución de programas de desarrollo, con el objetivo de conseguir factores de desarrollo humano para los colectivos a los que el terremoto dejó en situación de especial vulnerabilidad.

Durante estos meses han comenzado además los programas para la reconstrucción y equipamiento de escuelas que quedaron parcial o totalmente destruidas a causa del terremoto; entre estos programas destaca la implantación de aulas temporales para más de 400 menores de Educación Inicial, y la reconstrucción y equipamiento de 10 colegios en Ica, Pisco y Chincha, lo cual beneficiará a más de 4.000 escolares de entre 4 y 17 años.

El terremoto del 15 de agosto de 2007, de 7,9 grados en la escala de Richter, dejó 519 muertos, más de 1.200 heridos y más de 650.000 damnificados.

La región más afectada fue Ica, con las provincias de Pisco, Ica y Chincha, donde Cruz Roja distribuyó artículos de ayuda humanitaria de emergencia a miles de personas damnificadas y trabajó para cubrir sus necesidades básicas más urgentes: atención sanitaria, potabilización de agua, apoyo psicosocial, albergues temporales, etc.

Cruz Roja Española envió dos cargas de ayuda humanitaria con 41 toneladas de material: tiendas de campaña, toldos para alojamiento temporal, mantas, pastillas potabilizadoras de agua, y kits de higiene y de cocina. Además, aportó 30.000 euros de su fondo de emergencias.

Una de las prioridades fue la atención psicosocial, que durante 4 meses brindó apoyo emocional a las víctimas para enfrentarse al trauma causado por la catástrofe. Además Cruz Roja Española activó su servicio de búsquedas para restablecer el contacto entre personas que no localizaban a sus seres queridos.

La acción global que desarrolla Cruz Roja Española en la zona, donde permanecen 5 delegados y delegadas, beneficia a unas 80.000 personas damnificadas por el terremoto.

 


 

 

 



© Cruz Roja Española, 2013. Todos los derechos reservados, pulse aquí para consultar los ASPECTOS LEGALES. Agencia de Colocación autorizada con el número 9900000098