PERSONAS MAYORES
Salud constante
A

De esta manera se estará trabajando por facilitar la permanencia de la persona mayor en su domicilio el mayor tiempo posible, intentado mantener una calidad de vida en su proceso de envejecimiento.

 

Las principales líneas de actuación del programa se centrarán en aspectos relacionados con la mejora de los hábitos saludables, la mejora del seguimiento de la pauta médica y la adaptación de la vivienda para reducir los posibles riesgos que puedan incidir en un empeoramiento de la salud física de la persona mayor. Por otro lado, el programa contempla una importante línea de trabajo destinada a mejorar la capacidad de la persona mayor para el control de determinadas enfermedades ( en concreto la hipertensión arterial) o para la prevención de la aparición de dichas enfermedades crónicas.

 

Por ello parte de las actividades del programa irán dirigidas a retrasar la aparición de enfermedades crónicas en personas mayores sanas que presentan factores de riesgo capacitándolas para detectar de forma precoz la enfermedad (entre otros, por medio de la toma de biomedidas). Y en el caso de personas que ya padecen hipertensión, nuestro objetivo será colaborar en disminuir el riesgo de descompensación clínica, ayudándoles a realizar un adecuado seguimiento de las indicaciones terapéuticas que le recomiende su equipo médico, y capacitándoles para reconocer los síntomas y signos de alerta que pueden indicar descompensación clínica (entre otros, también por medio de la toma de biomedidas).

 

El programa se ha definido a través de 4 líneas de intervención con la que se espera alcanzar los objetivos definidos. Para el éxito del programa es fundamental que las actividades sean diseñadas y desarrolladas teniendo en cuenta las necesidades de las personas participantes, por lo que la metodología deberá ser participativa y deberá contar siempre con un espacio para la evaluación y el intercambio de impresiones:

 

  • Actividades informativas y de sensibilización
  • Actividades para la adquisición de competencias
  • Actividades que ayuden a la persona mayor a poder desarrollar hábitos saludables, el correcto seguimiento de la pauta médica o la adaptación de la vivienda
  • Actividades de participación y activación de la persona mayor que vayan