Nuestra Historia
Primeros Pasos

Historia de Cruz Roja en Burgos: Primeros años (1873-1936)

 

El 24 de julio de  1873 Cruz Roja informó al Ayuntamiento de Burgos del establecimiento de la asociación en la ciudad.
Sus primeras actuaciones estuvieron centradas en la ayuda a los heridos de las guerras de Cuba y Filipinas (1898) y en los distintos episodios bélicos en Marruecos (1898, 1909 y 1921) aunque sin olvidar la asistencia a los más necesitados de la ciudad.


En 1919 se produjo una profunda reorganización de la Junta Local. Se planteó la unificación de las secciones de caballeros y señoras, aunque no sería efectiva hasta 1924. Se decidió la puesta en marcha del servicio de ambulancia, que más tarde sería conocida como la número 10, con la inquietud de la preparación de su personal a nivel práctico y con clases nocturnas de diversas materias. Se iniciaron los cursos para las damas enfermeras. Al finalizar el primer curso se les imponía el brazalete y en el segundo se les entregaba una medalla y el título de dama enfermera de primera clase, realizando su actividad asistencial en el Consultorio Municipal.


A nivel internacional se recomendó una nueva línea de trabajo, la creación de la Cruz Roja Juvenil, en la que los niños tuvieran un primer contacto con los principios de la institución y se les iniciara en los primeros auxilios.


Siguiendo la expansión de la red sanitaria de todo el país, los esfuerzos de la Junta de Burgos se orientaron a adquirir un terreno para instalar un dispensario de urgencia con hospital quirúrgico. En 1922 se compró una casa, con gran extensión de terreno ajardinado, en la calle Emperador al doctor Mariano Lostau. Tras las reformas y adaptación se inauguró en 1924 con el nombre de "Dispensario y Hospital Victoria Eugenia". Funcionaba 9 meses al año con la presencia de médicos de la ciudad y el servicio de las enfermeras en grupos de 6.


Para hacer frente a los gastos, se dio un impulso a la obtención de recursos económicos. Junto a las cuotas de los socios, los donativos y las tradicionales fiestas de la banderita, hay que señalar las representaciones teatrales que protagonizaban las propias enfermeras, la venta de plantas y maderas del jardín del dispensario, la organización de meriendas, becerradas, combates de boxeo, el alquiler del dispensario en verano,...


En los siguientes años se fueron incrementando los servicios prestados por la ambulancia: traslado de heridos, enfermos, servicios a domicilio, vigilancia en espectáculos públicos, religiosos y deportivos, asistencia en accidentes ferroviarios e incendios.

 

Las prestaciones en el dispensario también se fueron ampliando y en 1934 se pidieron los permisos para instalar una maternidad, pero las obras fueron interrumpidas por el inicio de la guerra civil.

 

Historia de Cruz Roja en Burgos Guerra Civil (1936-1939)

 

En la Guerra Civil, la respuesta de Cruz Roja en Burgos fue inmediata. La mayor parte de sus acciones se centraron en ayudar y socorrer heridos del frente en colaboración con Sanidad Militar. Las damas enfermeras trabajaron incesantemente en el Dispensario y en otros centros hospitalarios de la ciudad: el Militar, el musulmán ubicado en el Hospital del Rey y el seminario San José que fue adaptado.


La ambulancia n° 10 tuvo una importante participación en la evacuación de heridos del frente.


Otra actividad que desarrolló la Asamblea Local fue la creación del taller de confección y reparación de prendas, donde se lavaban, planchaban y elaboraban vendajes y otros materiales sanitarios.


La obtención de recursos económicos para el mantenimiento de los trabajos fue una constante: fiestas de la banderita, festivales teatrales,...


La posición privilegiada de retaguardia de la ciudad y el hecho de que fuera sede de la Junta de Defensa, propició que se instalara la Asamblea Suprema de Cruz Roja Española y una delegación del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), compartiendo espacios con la Asamblea Local en el Dispensario.


El CICR, al tener conocimiento del conflicto, envió delegados a la zona nacional y la republicana con el objetivo principal de conseguir acuerdos para la protección de centros hospitalarios, vehículos y personal sanitario con emblema de Cruz Roja y actuar de enlace con la sede de Ginebra para el envío de ayuda humanitaria.
En colaboración con la Asamblea Local, el CICR organizó una oficina de información y búsqueda de personas y se encargó de mediar para la liberación de personas, sobre todo mujeres y niños.


Historia de Cruz Roja en Burgos Desde los años 40 a los 80

 

Los años siguientes a la guerra supusieron para Cruz Roja una vuelta a la normalidad. El Dispensario llevó a cabo diferentes reformas y modificaciones que tenía previstas, ampliando sus servicios y modernizando las instalaciones. Las damas enfermeras continuaron su formación y celebrando los actos de entrega de brazaletes e insignias.


La Brigada de Tropas Sanitarias n° 10 comenzó a tener una mayor presencia en la vida cotidiana de la ciudad. Impulsaron el servicio rápido de la ambulancia para el traslado de enfermos a cualquier destino. Aumentaron los servicios preventivos en diferentes actos públicos: religiosos, de ocio y deportivos..., e incluso montaron un puesto de socorro en Fuentes Blancas para los periodos estivales. Sin olvidar la atención por mejorar la formación práctica de su personal, volviendo a realizar ejercicios de preparación. Llegaron a costear la construcción de un panteón en el cementerio para los fallecidos en servicio.


La obtención de recursos para el mantenimiento de los servicios que prestaba la institución siguieron siendo los tradicionales: la fiesta de la banderita, las tómbolas, la celebración de eventos lúdicos y deportivos a su beneficio,...


Con el paso del tiempo el Dispensario de la calle Emperador se había quedado pequeño. Se planteó la construcción de un hospital nuevo en la Plaza del Rey, que se materializó en 1969 con la colocación de la primera piedra y su inauguración en junio de 1972. En sus instalaciones, de forma periódica, se realizaron ciclos de conferencias científicas.

 

Los años 70 significaron un cambio cuantitativo importante y el comienzo de las colaboraciones con las entidades de ahorro de la ciudad aunque si dejar de lado las tradicionales formas de recaudación como la fiesta de la banderita y la lotería. En 1973 el ejército incorporó personal militar que pasó a prestar su servicio en Cruz Roja, con lo que se pudo completar la red de puestos de socorro en carretera de la provincia. Cruz Roja Juventud renovó su imagen en 1974 y finalizaron los cursos de damas enfermeras.


A mediados de los 80 se inició una profunda reorganización interna de Cruz Roja. A partir de esos momentos, los cargos de responsabilidad serán voluntarios elegidos entre todos los miembros de la institución.

 

Historia de Cruz Roja en Burgos: años 90.
TRABAJAR CON LOS MÁS VULNERABLES.

 

Durante los 90 los esfuerzos de Cruz Roja se centraron en desarrollar, consolidar y ampliar diversos proyectos sociales para mejorar las condiciones de vida de los grupos más desfavorecidos con un notable aumento de medios humanos (voluntarios y objetores de conciencia).

 

Entre otros, la puesta en marcha del servicio de teleasistencia domiciliaria para mayores, el transporte adaptado, ayuda a domicilio, la implantación de viviendas tuteladas y el centro de día en Carcedo de Burgos, la captación y formación de familias acogedoras para niños desfavorecidos o con problemas parentales, la atención a toxicómanos en centros ambulatorios y centros penitenciarios, la asistencia a personas afectados por el VIH-SIDA y a sus familias, el asesoramiento y la integración social de inmigrantes y refugiados, los proyectos educativos para la salud y la convivencia dirigidos a los más jóvenes, los programas de alimentos para la solidaridad,... y varios programas de duración temporal.

 

Se optimizó el servicio de intervención en socorros y emergencias con una mayor preparación del personal y la modernización de vehículos de emergencias, organizado desde el Centro Provincial de Coordinación. Se potenció y reforzó el centro de formación con cursos para voluntarios y población en general.

 

En colaboración con el Movimiento Internacional de Cruz Roja se impulsaron estrategias de cooperación internacional al desarrollo para apoyar a los países más desfavorecidos.

 

En el aspecto sanitario, la Policlínica que había atravesado graves problemas económicos se vio nuevamente impulsada por una fuerte inversión que le permitió renovar el instrumental y la entrada en funcionamiento de nuevos servicios.

 

 

 

 Contáctanos

De lunes a viernes de 09:00 a 14:00 horas en Cruz Roja en Burgos

Telf: 947 212 311

 Galería de Fotos