PREGUNTAS FRECUENTES
  • ¿Qué diferencia hay entre el VIH y el sida?

     

    No todas las personas que tienen VIH tienen sida, pero sí todas las personas que tienen sida tienen VIH.

     

    Sida: Síndrome de  Inmunodeficiencia Adquirida.

     

    VIH: Virus de Inmunodeficiencia Humana.

     

    Lo que se transmite es el VIH, que es el virus, no el sida, que es la fase avanzada de la infección por VIH.

     

    Ser portador o portadora del VIH no es lo mismo que tener sida. No son sinónimos. El tratamiento antirretroviral impide la multiplicación del virus y la persona con una buena adherencia al tratamiento, no desarrollará la enfermedad del sida.

     

  • ¿Cuáles son las prácticas de riesgo en la transmisión sexual del VIH?

     

    Las prácticas sexuales de riesgo para la transmisión del VIH son las penetraciones anales y vaginales y el sexo oral activo, cuando se llevan a cabo  sin preservativo o con rotura o mal uso del mismo.

  • ¿Qué debo hacer si durante la penetración, anal o vaginal, se rompe el preservativo?

     

    Si durante una relación sexual de penetración anal o vaginal se rompe el preservativo, debe interrumpirse la penetración y sustituir éste por uno nuevo, siendo recomendable la realización de la prueba diagnóstica del VIH y examen de otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

     

    En caso de tratarse de una penetración vaginal se podría valorar tomar la anticoncepción de urgencia para evitar un posible embarazo no deseado. Excepcionalmente y en el caso de existir un riesgo elevado, puede estar indicado el tratamiento antirretroviral como medida profiláctica (Profilaxis Post exposición).

  •  

    ¿En qué casos es recomendable hacerse la prueba del VIH?

     

    Dado que la prueba de detección del VIH es accesible, sencilla, gratuita y confidencial, es recomendable realizarla ante cualquier comportamiento de riesgo que haga dudar de una posible transmisión. Así mismo, se recomienda hacer la prueba si:

    - Estás embarazada o piensas estarlo.
    - Si has tenido relaciones sexuales con penetración sin preservativo con una o más parejas de las que desconocías si estaban infectadas o no.
    - Has compartido material de inyección para el consumo de drogas.
    - Has padecido alguna infección de transmisión sexual, tuberculosis o hepatitis.
    - Deseas dejar de utilizar el preservativo con tu pareja estable.

     

  • ¿Cuánto tiempo hay que esperar para hacerse la prueba del VIH después de haber tenido una práctica de riesgo?

     

    No debes esperar. Si has tenido una práctica de riesgo debes acudir ya a tu médico o centro de ITS donde valorarán tu caso, te indicarán la prueba y te dirán si debes repetírtela y cuándo.

  • ¿Cuáles son los síntomas de la infección por el VIH?

     

    No existen síntomas específicos cuya presencia permita confirmar por sí misma la existencia de infección por el VIH. Ni la presencia de síntomas indica infección por VIH, ni la ausencia de ellos, lo descarta. El diagnóstico definitivo de la infección por el VIH sólo puede establecerse por las pruebas de detección, ya que en ningún caso los síntomas son lo suficientemente específicos.

  • ¿Qué pruebas se utilizan para detectar la infección por el VIH?

     

    Existen distintos tipos de pruebas para la detección de la infección por VIH:

     

    1. Las pruebas de 3ª generación (detección de anticuerpos), cuyo resultado negativo es fiable si se obtiene una vez transcurridos tres meses desde la última práctica de riesgo.

     

    2. Las pruebas de 4ª generación (detección de anticuerpos + antígeno p24 del virus). Si se trata de una prueba rápida, el negativo será concluyente a los 3 meses de la última práctica de riesgo. Si se trata de una prueba de laboratorio, con extracción de sangre, el negativo será fiable a las 6 semanas a contar desde la última práctica de riesgo.

     

    El positivo de cualquiera de estas pruebas, tanto de las de 3ª como de las de 4ª generación, requiere una confirmación con una prueba más específica.


    3. También hay pruebas de detección directa del virus como la PCR, NAT y otras pruebas de biología molecular que no se utilizan habitualmente salvo en casos muy específicos determinados médicamente.
     

  • ¿Qué son las pruebas rápidas de detección del VIH?

     

    La característica fundamental es que el resultado puede obtenerse en menos de 30 minutos.

    Estas pruebas son rápidas en cuanto al tiempo de espera desde la extracción de la muestra hasta la obtención del resultado, no en cuanto a que se produzca un acortamiento del periodo ventana. El periodo ventana para considerar un resultado definitivo en una prueba rápida, es de 3 meses.

  • ¿Es fiable el resultado negativo de una prueba, tras haber cumplido el periodo ventana?
     

    El negativo de las pruebas actuales, es concluyente siempre que se haya obtenido una vez transcurrido el periodo ventana correspondiente a cada tipo de prueba.

  • ¿Me puedo infectar por un beso?

     

    Los besos no se consideran prácticas de riesgo.

    Sin embargo, para eliminar hipotéticos riesgos, se debe evitar la práctica sexual de los besos  si se prevé que la persona infectada pueda sangrar de forma espontánea (encías sangrantes,  infecciones gingivales, extracción reciente de piezas dentarias, herpes labiales...).

  • ¿Es eficaz el preservativo para evitar la transmisión del VIH?

     

    Sí. Los preservativos son una forma eficaz de protección frente al VIH y otras ITS siempre que se usen de forma correcta y sistemática en todas las relaciones sexuales con penetración (vaginal, anal u oral).

    Estudios de laboratorio indican que los preservativos de látex constituyen una barrera física efectiva que impide el paso de microorganismos u otras partículas del tamaño del virus. Protegen frente a la transmisión del VIH, otras infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.

  • ¿Qué es la profilaxis post exposición, en qué consiste y cuándo está recomendada?

     

    La profilaxis post-exposición no ocupacional (PPENO) es una medida de prevención secundaria dirigida a evitar el desarrollo de la infección por el VIH tras una exposición accidental al virus, por vía sexual o parenteral, fuera del ámbito sanitario.

    Consiste en un tratamiento de fármacos antirretrovirales que deben iniciarse lo antes posible, preferiblemente en las 6 primeras horas tras la exposición al VIH y siempre antes de transcurridas 72 horas.

     

    Cada situación debe ser analizada de forma individual y la decisión debe ser tomada conjuntamente entre el personal médico y el paciente. En España se solicita a través del  servicio de urgencias de un hospital público. El tratamiento pautado en la PPENO no garantiza que la infección por el VIH no se produzca. Además, puede tener riesgos y efectos secundarios para la salud.

  • ¿Qué es la profilaxis pre-exposición (PrEP)?

     

    La Profilaxis pre-exposición (PrEP por sus siglas en inglés) es una estrategia para prevenir la infección por el VIH. Consiste en tomar un medicamento (TRUVADA) de forma diaria para prevenir o controlar la transmisión de la infección antes del contacto de riesgo con personas con infección por VIH.

     

    La PrEP se obtiene bajo prescripción médica; a través de la consulta médica se sabe si la PrEP es o no una estrategia de prevención adecuada para usted. Puede tener efectos secundarios. Es importante antes de iniciarla, comprobar el funcionamiento renal.

     

    La PrEP no elimina completamente el riesgo de transmisión de VIH ni previene la transmisión de otras ITS. Por ello, se recomienda utilizar siempre preservativo.

    En España se está realizando actualmente un estudio para su posible implantación.

  • ¿Puedo contagiarme por convivir con una persona VIH+?

     

    No. La convivencia diaria con una persona VIH + no conlleva riesgos de transmisión del VIH.

     

    Por el contacto cotidiano con una persona VIH+ ya sea en el trabajo, escuela, contacto social, familiar, etc., no se transmite el VIH. Por lo tanto, no se transmite por compartir platos, beber del mismo vaso, toser, estornudar, tocarse, besarse o acariciarse, compartir duchas, piscinas, alimentos, objetos, baños, aseos o lugares públicos en general.

     

    El VIH no se transmite por el aire; tampoco por el agua. No se transmite a través de animales o insectos (como los mosquitos). Tampoco se transmite por compartir instrumentos que no impliquen algún contacto sanguíneo o de fluidos sexuales. No se transmite  ni por el fluido nasal, ni por la saliva, ni por el sudor, tampoco por las lágrimas, la orina o los vómitos o las heces a no ser que contengan sangre. Los niños y niñas VIH+ no representan riesgo de transmisión para los demás niños en el colegio ni para las demás personas.

  • ¿Qué son las ITS?

     

    Las Infecciones de Transmisión sexual (ITS) son un conjunto de enfermedades causadas por virus, bacterias, hongos, protozoos y ectoparásitos que se transmiten principalmente a través de las relaciones sexuales sin preservativo con una persona que tiene la infección, a través del sexo anal, vaginal o por el sexo oral.

    Las ITS constituyen unos de los principales factores de riesgo para la infección por el VIH. Los datos disponibles en España muestran un incremento en el número de casos en los últimos años.

    Las ITS más frecuente son las siguientes: Gonorrea, sífilis, VIH, clamidia y Hepatitis B y C.

A