Dónde Estamos / África / Burkina-Faso
Tierras rehabilitadas, graneros llenos :
300 hectáreas de tierras degradadas han sido rehabilitadas para obtener cosechas más abundantes
A

El proyecto RESA « Refuerzo durable de la resiliencia de las comunidades y los hogares vulnerables a la inseguridad alimentaria y nutricional de la provincia de Yagha» financiado por la Unión Europea a través de los fondos fiduciarios de Urgencia (FFU), basado en un enfoque multisectorial, con actividades en los ámbitos de la salud, medios de vida y gobernanza.

 

En relación a los medios de vida, dentro de la parte agrícola esta la distribución de las semillas cerealistas para 600 hogares muy pobres, reforzando sus competencias para mejorar el rendimiento de los campos.  La Cruz Roja Burkinabé, responsable de la puesta en marcha de este apartado, ha llevado a cabo con los beneficiarios las actividades de conservación del agua / Defensa  y restauración de las tierras (CES-DRS), con los trabajos de "cash for work".

 

Los beneficiarios han colocado piedras en sus respectivos campos durante 28 días de trabajo durante el mes de mayo 2018. Este trabajo ha permitido a los 600 hogares vulnerables de Yagha acondicionar 300 hectáreas degradadas y han podido conseguir 16.800 FCFA por los trabajos realizados. Por otro lado, el material distribuido entre los beneficiarios (carretillas, picos, guantes, etc.), permitirá sin duda continuar con el desarrollo en el futuro de este tipo de técnicas y los beneficiarios podrán conseguir que las cosechas sean mucho más abundantes. 

 

El Consorcio RESA está constituido por 4 organizaciones: Medicos del mundo España, Veterinarios sin Fronteras Bélgica, Cruz Roja Español y Humanidad & Inclusión. El periodo del proyecto es de junio 2017 hasta febrero 2020.

Distribución de semillas agrícolas:
formación sobre los itinerarios técnicos y rehabilitación de las tierras por una agricultura más resiliente
A

El proyecto RESA «Refuerzo durable de la resiliencia de las comunidades y los hogares vulnerables a la inseguridad alimentaria y nutricional de la provincia de Yagha» financiado por la Unión Europea a través de los fondos fiduciarios de Urgencia (FFU), basado en un enfoque multisectorial, con actividades en los ámbitos de la salud, medios de vida y gobernanza. En relación a los medios de vida, la Cruz Roja Burkinabé, responsable de la puesta en marcha de la parte agrícola, ha distribuido semillas cerealistas a 600 hogares en Yagha.  

 

En total, 3.121 toneladas de semillas cerealistas (mijo, alubia y sorgo), y 585 carretillas y los insumos agrícolas se han distribuido en mayo 2018. Después de la distribución, las capacidades de los hogares vulnerables se han visto reforzadas: 223 beneficiarios se han formado sobre las técnicas de conservación del agua / Defensa y restauración de las tierras (CES-DRS). Durante las formaciones, han aprendido a determinar las curvas de nivel, se han construido filas de piedras y medias lunas y por último la preparación del estercolamiento orgánico. Finalmente, esos mismos beneficiarios han sido formados sobre los itinerarios técnicos de los cereales.

 

Los servicios técnicos de la agricultura y las autoridades locales participan en todo el proceso en sinergia con los equipos del proyecto RESA. 

 

El Consorcio RESA está constituido por 4 organizaciones: Medicos del mundo España, Veterinarios sin Fronteras Bélgica, Cruz Roja Español y Humanidad & Inclusión. El periodo del proyecto es de junio 2017 hasta febrero 2020.

Seguridad alimentaria:
Fortalecimiento del sistema de producción de alimentos y de las capacidades de las mujeres
C

Desde Julio de 2015, la Cruz Roja de Burkina Faso con el apoyo de Cruz Roja Española, lleva a cabo un proyecto de mejora de las condiciones socioeconómicas de 350 familias en la comuna Léo, provincia de Sissili, a través del apoyo a 6 agrupaciones de mujeres productoras.  Esta acción, se inscribe dentro del Programa de Mejora de la Calidad de Vida de la Mujer en Burkina Faso, que desde hace 20 años es apoyado por la Cruz Roja Española.

 

El proyecto busca el empoderamiento de la mujer como motor de la sociedad en su papel de productora, reproductora y miembro de la comunidad. La situación de la mujer en Burkina Faso está muy determinada por los roles establecidos por la tradición y las costumbres. La edad de matrimonio comienza a los 15 años, y la edad media para el primer matrimonio es de 19 años, frente a los 26 con los que se casan los hombres. Los maridos suelen proporcionar los medios para que las mujeres compren alimentos y satisfagan las necesidades básicas de los miembros de la familia, pero, en el caso de que no lo hagan, son las mujeres las responsables subsidiarias de la alimentación de los menores. Esto ocurre también con el pago de los cuidados de salud, medicamentos y, también con la escolaridad.

 

A través de la puesta en marcha de actividades productivas y de autoconsumo, como la transformación y la comercialización del boniato, el engorde de animales o la puesta en marcha de pequeños huertos en torno a los pozos de agua, se busca mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida de estas 350 familias.  Una vez finalizado el proyecto, las mujeres saldrán fortalecidas en sus tres roles. En el social, en relación a la toma de decisiones dentro del colectivo ya sea en el hogar o en la agrupación de productoras; en el productivo, por el fomento de sus capacidades, el acceso a los recursos y el aumento de sus ingresos; y finalmente en el rol reproductivo, beneficiándose de formaciones sobre la salud y la seguridad alimentaria y nutricional que podrán trasladar tanto en sus hogares como en los de su comunidad.

 

*Proyecto financiado por Generalitat valenciana, Cruz Roja Británica, CRE y Ayuntamientos / Diputaciones valencianas.

VIDEO DEL PROYECTO