Dónde Estamos / África / Burkina-Faso
Empoderamiento de las mujeres
"Gracias a la Cruz Roja, nuestros productos a base de manteca de karité son de una excelente calidad"
A

En las provincias de Sissili y Ziro, es difícil encontrar personas que no conozcan la Federación Nununa (FN). Es una verdadera proeza para esta organización creada hace menos de 10 años. Ha hecho de la transformación de manteca de karité en productos cosméticos una etiqueta de calidad que le ha valido numerosas colaboraciones nacionales e internacionales. La Cruz Roja Burkinabé, en colaboración con la Cruz Roja Española respalda a través de « El proyecto de mejora de la comercialización de productos fabricados por las asociaciones de mujeres en BK, con un enfoque de desarrollo humano sostenible ». Los logros de esta iniciativa, los desafíos y los compromisos de la Federación Nununa se detallan en la entrevista que hemos mantenido con la directora de la FN, Maïmounata AOUBA (MA)

C
Leer entrevista

Burkina24 (B24): ¿A que hace referencia la palabra Nununa y cuáles son las organizaciones miembros de esta asociación?   

 

Maïmounata AOUBA (MA): En lengua nuni, « Nununa » significa « Dans la langue nuni, « Nununa » signifie « Naturalidad ». La Federación Nununa (FN) agrupa diez asociaciones distribuidas por las provincias de Ziro y Sissili, de las cuales ocho están en la zona del karité y dos en la del sésamo. Nuestra organización está implantada en ocho pueblos de esas provincias. Pero nuestra base regional no significa que no estemos cerradas a acoger otras organizaciones fuera de esas localidades. El principio de la puesta en común de nuestras energía se sobreentiendo por el refrán que dice que « La unión hace la fuerza ». Esto nos vuelve más poderosas, porque al principio, cada mujer recogía las almendras de karité, las transformaba y enseguida iba a venderlas al mercado local. Lo que prácticamente no le reportaba gran cosa. Gracias al apoyo de diferentes socios, la idea de la asociación se nos ha impuesto de modo natural. Además de la manteca de karité, en 2010, hemos añadido el sésamo. Al aprovechar estas ventajas, la Federación Nununa ha sido oficialmente lanzada en 2011.

 

B24: En el número de objetivos que han presidido su puesta en marcha, podemos citar: el incremento de los ingresos de sus miembros, el aumento de la capacidad de las productoras, la organización de la producción y la comercialización de los productos. Que han hecho para alcanzar esos objetivos ? 

 

MA: Entre las actividades puestas en marcha, puedo destacar la formación y el reciclaje de las recolectoras y productoras de manteca de  karité. Igualmente el asesoramiento y apoyo en beneficio de las productoras de sésamo. Somos muy activas en la protección del principal recurso de producción a través de complejos de karité que hemos puesto en marcha. Esto permite a las mujeres tener un acceso protegido a la nuez de karité. La FN despliega actividades de promoción a nivel de las autoridades locales para la protección del árbol de karité. También hemos puesto en marcha una unidad semi industrial cuyo primer objetivo es reducir los trabajos penosos de las mujeres en el proceso de transformación de las almendras en manteca de karité. 

 

B24: Esta federación está presente en 56 pueblos de los distritos de Biéha, Boura, Cassou, Gao, Léo, Sapouy, Silly y Tô en las provincias de Sissili y Ziro. ¿Cuáles son los productos comercializados por estas mujeres?   

  

MA:Nosotras producimos dos tipos de manteca de karité: biológica y tradicional. Es gracias a estas mantecas por las que nos introducimos en el mercado de productos cosméticos: jabones a base de maneca de karité, de miel, de zanahorias, bálsamos labiales a base de karité. Vendemos la manteca en bruto, las pomadas a base de los mismos productos, etc. En lo que respecta al sésamo, la Federación Nununa apoya a las mujeres en la organización de la comercialización de este producto.

 

B24: ¿Cómo garantizan la calidad de sus productos en el mercado?  

 

MA: Para asegurarnos, hemos trabajado sobre todo en centralizar la producción para controlar mejor los productos recogidos por las mujeres. Esto nos ha permitido centralizar la producción al nivel de negocio semi industrial en Leo. Este recurso de producción nos lleva a respetar todas las etapas de producción: selección, cocción, lavado, batido, etc. Para asegurarnos todavía más, hemos puesto en práctica un laboratorio que analiza los productos para garantizar la certificación, especialmente porque también exportamos nuestros productos internacionalmente.  

«... gracias a este proyecto, hemos mejorado enormemente los embalajes de nuestros productos que nuestros clientes aprecian mucho.»

 

B24: ¿Cómo se hace la comercialización de sus productos?  

 

MA:Nuestros recursos de promoción y venta son la página web de FN en Internet lo que nos permite hacer negocios con nuestros socios nacionales e internacionales. En este sentido, no quisiera dejar de nombrar a l¿Occitane que es el socio con el que comercializamos cerca del 80% de nuestros productos. El boca a boca también forma parte de nuestra estrategia de promoción. Con el apoyo de nuestros socios, hemos trabajado en la mejora de la visibilidad de nuestros productos con el fin de hacerlos más accesibles al público general. Los productos están disponibles en la Federación en Leo. También estamos a punto de poner en marcha tiendas de venta. 

 

B24: ¿Cuáles son los clientes y los socios de la Federación?  

  

MA:Además de lOccitaine, está el proyecto Equité que contribuye también a la protección de los recintos de karité. Tenemos una relación estrecha con otros varios socios como SOFIM, DE LA POINTE, LE PROJET USAID, PACODE, La CRUZ ROJA, etc.

 

B24: ¿Hablando precisamente de socios, cuáles son sus relaciones con la Cruz Roja Burkinabé y la Cruz Roja Española?

 

MA:Nos hemos beneficiado de un proyecto de apoyo de la Cruz Roja burkinabé y la Cruz Roja española. Ellas han puesto en marcha un proyecto de comercialización de los productos a través de varias actividades : sitio web, una tienda de venta, el refuerzo de las capacidades de las asociaciones por medio de cooperativas y marketing, la formación de los técnicos, la construcción de infraestructuras, la disposición de material de producción, y mucho más. Las mujeres que se benefician de ello están prosperando porque los recursos generados les permiten sostener mejor los gastos de la familia.

 

B24: La Cruz Roja Burkinabé ha dirigido un proyecto en la zona de Sissili y Ziro para reforzar su empoderamiento. ¿Qué es lo que este proyecto ha podido cambiar en su forma de hacer las cosas?

 

MA:Este impacto hay que verlo a dos niveles: primero a nivel de la venta de productos. En este sentido, ha permitido reforzar la calidad de las actuaciones de nuestros vendedores. Luego está todo lo relacionado con la promoción de nuestros productos. Como ejemplo, gracias a este proyecto, hemos mejorado enormemente los embalajes de nuestros productos, algo que los clientes aprecian mucho. Nuestros productos adquieren más visibilidad a los ojos de nuestros socios. 

 

B24: ¿Cómo han llegado a vencer las dificultades relacionadas con esta actividad?   

 

MA:Uno de nuestros mayores problemas es la tala abusiva del árbol de karité. Hemos fomentado la protección de este recurso. También hemos puesto en práctica unas normas que sancionan a las mujeres que recogen productos que no están maduros. Ellas también tienen la obligación de no pagar la madera que los leñadores entregan si comprueban la presencia de madera de karité. Hemos trabajado para atenuar progresivamente también los problemas energéticos. Tenemos el desafío de trabajar para diversificar nuestros socios con el fin de reforzar la rentabilidad de nuestros productos en diferentes mercados.   

 

B24:La contribución de la Cruz Roja es incuestionable en el empoderamiento de las mujeres de su federación. ¿Cómo esperan reforzar este logro?  

 

MA:Estamos encantadas de las capacidades reforzadas gracias a la Cruz Roja por su cooperación. Haremos un trabajo de seguimiento a nivel de nuestros miembros. Para la venta y la comercialización, vamos a trabajar para agilizar nuestro sitio web. También seremos muy activas para que las beneficiarias se encarguen de la gestión de infraestructuras y material ofrecido por la Cruz Roja Burkinabé y la Cruz Roja Española. 

Seguridad alimentaria:
Fortalecimiento del sistema de producción de alimentos y de las capacidades de las mujeres
C

Desde Julio de 2015, la Cruz Roja de Burkina Faso con el apoyo de Cruz Roja Española, lleva a cabo un proyecto de mejora de las condiciones socioeconómicas de 350 familias en la comuna Léo, provincia de Sissili, a través del apoyo a 6 agrupaciones de mujeres productoras.  Esta acción, se inscribe dentro del Programa de Mejora de la Calidad de Vida de la Mujer en Burkina Faso, que desde hace 20 años es apoyado por la Cruz Roja Española.

 

El proyecto busca el empoderamiento de la mujer como motor de la sociedad en su papel de productora, reproductora y miembro de la comunidad. La situación de la mujer en Burkina Faso está muy determinada por los roles establecidos por la tradición y las costumbres. La edad de matrimonio comienza a los 15 años, y la edad media para el primer matrimonio es de 19 años, frente a los 26 con los que se casan los hombres. Los maridos suelen proporcionar los medios para que las mujeres compren alimentos y satisfagan las necesidades básicas de los miembros de la familia, pero, en el caso de que no lo hagan, son las mujeres las responsables subsidiarias de la alimentación de los menores. Esto ocurre también con el pago de los cuidados de salud, medicamentos y, también con la escolaridad.

 

A través de la puesta en marcha de actividades productivas y de autoconsumo, como la transformación y la comercialización del boniato, el engorde de animales o la puesta en marcha de pequeños huertos en torno a los pozos de agua, se busca mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida de estas 350 familias.  Una vez finalizado el proyecto, las mujeres saldrán fortalecidas en sus tres roles. En el social, en relación a la toma de decisiones dentro del colectivo ya sea en el hogar o en la agrupación de productoras; en el productivo, por el fomento de sus capacidades, el acceso a los recursos y el aumento de sus ingresos; y finalmente en el rol reproductivo, beneficiándose de formaciones sobre la salud y la seguridad alimentaria y nutricional que podrán trasladar tanto en sus hogares como en los de su comunidad.

 

*Proyecto financiado por Generalitat valenciana, Cruz Roja Británica, CRE y Ayuntamientos / Diputaciones valencianas.

VIDEO DEL PROYECTO