A

Suscríbete a nuestro blog

Haz click aquí para que te avisemos de la publicación de nuevas entradas

Atrás

¿Qué apoyo necesitan las personas cuidadoras para asegurar un Buen Trato?

¿Qué apoyo necesitan las personas cuidadoras para asegurar un Buen Trato?

Veamos cuál es el necesario apoyo a las personas cuidadoras no profesionales, para asegurar el buen trato a las personas mayores a su cargo.

 

Jesús Norberto Fernández Muñoz
Jefe del Área de Envejecimiento Activo-IMSERSO

El principio que debe regir en el abordaje de la atención a los mayores que precisan cuidados personales es respetar el derecho de las personas mayores de elegir vivir y ser cuidados en su propio hogar con los apoyos necesarios. Para ello, debemos proporcionar a las personas cuidadoras no profesionales, los apoyos específicos que precisen, así como un aprendizaje permanente, para atender las necesidades derivadas del cuidado, con el fin de garantizar la mayor calidad y el mejor trato posible.

 

Los cambios bruscos, la pérdida de intimidad y el no estar en contacto con personas conocidas puede provocar un deterioro cognitivo precoz y un estado de desorientación

 

 

La persona que permanece en su domicilio no rompe con sus rutinas y sigue en contacto con su entorno y con sus seres queridos. En algunos casos, los cambios bruscos, la pérdida de intimidad y el no estar en contacto con personas conocidas puede provocar un deterioro cognitivo precoz y un estado de desorientación. Además, las personas cuidadoras cada vez más formados que ayudan a las personas mayores en sus quehaceres diarios (comidas, aseo, toma de medicamentos), hacen compañía, escuchan e intentan motivar afectiva e intelectualmente a las personas a las que cuidan.

 

Cuidar al que lo precisa es una obligación y responsabilidad compartidas por la ciudadanía

 

Pero quienes cuidan a su vez, requieren ser cuidados. Cuidar al que lo precisa es una obligación y responsabilidad compartidas. La ciudadanía debe estar educada en este sentido y para ello es preciso:

 

  • Proporcionar formación continua a las personas cuidadoras para dotarles de las habilidades y capacidades que su actividad precisa, teniendo en cuenta sus peculiaridades.
  • Seguir desarrollando cursos de formación permanente sea presencial u on-line, para cuidadores/cuidadoras no profesionales y familiares. En el contenido de estos cursos se han de incluir aspectos relacionados con enfermedades, patologías y síndromes de mayor prevalencia en la persona mayor, técnicas para ayudar a la realización de las actividades de la vida diaria, primeros auxilios, conocimientos básicos de gerontología, discapacidad, dependencia, aspectos jurídicos, bioéticos y nociones similares.

 

Es preciso extender los programas de cuidar a la persona que cuida, la autoayuda y los grupos de ayuda mutua.

 

  • Desarrollar programas sobre métodos básicos de estimulación cognitiva para familias que cuidan en su domicilio a personas mayores con enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencias, con el fin de prevenir o ralentizar el avance de la enfermedad.
  • Propiciar la formación en materia de promoción de la autonomía personal entre los familiares y cuidadoras/cuidadores de personas mayores con discapacidad.

  • Fomento de la domótica y los productos de apoyo

  • Incrementar los recursos destinados a las personas cuidadoras de personas mayores, con y sin discapacidad, mediante la creación de recursos de respiro familiar.

  • Extender los programas de cuidar a la persona que cuida, la autoayuda y los grupos de ayuda mutua.

  • Masculinizar el cuidado, sensibilizando y promoviendo en la sociedad que el cuidado es responsabilidad compartida entre mujeres y hombres.

  • Incrementar la formación para que quienes cuidan aprendan a cuidarse, con el fin de favorecer su salud, su estado anímico, y para que no pierda sus contactos sociales y pueda realizar con el mayor grado de calidad su tarea de cuidar.

  • Evaluar los recursos especiales que necesitan las personas mayores cuidadoras no profesionales, que cuidan en los propios domicilios a sus cónyuges cuando éstos se encuentran en situación de dependencia. La persona mayor puede ser en sí misma vulnerable, más aún lo será cuando tiene que preocuparse de asistir a otra persona en situación de dependencia.

La Estrategia Nacional de Personas Mayores para un Envejecimiento Activo y para su Buen Trato tiene como objetivo promover políticas públicas específicas para que las personas mayores reciban el mejor trato posible

 

En síntesis, debemos elaborar un plan de recursos para los cuidadores/cuidadoras informales que contemple formación, descansos, seguros sociales, respiro familiar, visibilidad, reconocimiento que retribuya los cuidados otorgados por familiares dentro del hogar, de gran peso en la sociedad española y que principalmente, por pervivencia y cultura social, son las mujeres las que proporcionan mayoritariamente estos cuidados.

 

Para todo esto estamos trabajando en el IMSERSO, en la primera ¿Estrategia Nacional de Personas Mayores para un Envejecimiento Activo y para su Buen Trato¿ que se ha elaborado con la participación activa del Consejo Estatal de las Personas Mayores y, ahora, estamos recibiendo también la colaboración de otras administraciones públicas implicadas, colegios profesionales, organizaciones como Cruz Roja, entidades del sector, sociedades científicas y expertos en este tema

 

Las personas mayores deben seguir siendo parte activa e indispensable de una sociedad a la que han contribuido de manera decisiva y a la que siguen aportando

 

Esta Estrategia tiene como objetivo dar un paso hacia adelante y promover políticas públicas específicas para que las personas mayores reciban el mejor trato posible; fortalecer el ejercicio pleno de sus derechos individuales y sociales; e incrementar su participación en la sociedad y el respeto, que tienen merecido, para que sigan siendo parte activa e indispensable de una sociedad a la que han contribuido de manera decisiva y a la que siguen aportando, incluso, en situaciones de mayor necesidad, en las que estamos viendo como siguen siendo miembros activos, queridos y en muchas ocasiones decisivos.

 

 

Quiero, por último, celebrar la nueva web SerCuidadorA que es un programa que realizamos con la Cruz Roja destinado principalmente a las personas cuidadoras. Lo basamos en el apoyo y asesoramiento, en su participación y en la prevención de la dependencia, por la promoción de hábitos saludables. Su objetivo es facilitar la información necesaria que permita a las personas cuidadoras conocer la manera de resolver las dificultades que se les planteen a la hora de atender a sus familiares dependientes.

 

El equipo de SerCuidadorA lo componen básicamente profesionales de Cruz Roja Española especializados en el campo de los cuidados, la discapacidad y la dependencia que aprovechando las oportunidades de Internet y los espacios web hacen llegar a las personas cuidadoras el apoyo instrumental y emocional que necesitan. En SerCuidadorA se puede encontrar mucha información sobre, la tarea del cuidado, la discapacidad y la dependencia, cómo afrontar las dificultades propias del cuidado, apoyo instrumental y emocional a las personas cuidadoras, vídeos y documentos de naturaleza práctica, opinión, etc.

 

Jesús Norberto Fernández Muñoz
Jefe del Área de Envejecimiento Activo-IMSERSO

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
A

Si quieres cancelar tu suscripción a nuestro blog, por favor, haz clic aquí

Llámanos